Nuestra máxima victoria

Termina una nueva época de campañas y la locura nos sonríe de frente. Y no sólo a consultores, candidatos y operadores políticos esclavos de nuestra pasión y aspiraciones, también a los millones de votantes y anexos que durante tres meses han sido orillados a contemplar un espectáculo siempre bipolar: a veces propositivo y a veces mezquino; a veces irrisorio y a veces plausible cuando la creatividad triunfa sobre la parquedad de los mensajes electorales.

Leer más...

It's the strategy, stupid!

En su primera campaña presidencial, los asesores de Bill Clinton hicieron famosa la frase "It's the economy, stupid!" para no olvidar el tema que podría llevarles directamente a la Casa Blanca. Sin duda, hablar de la situación económica era aprovechar una de las principales preocupaciones ciudadanas en aquel momento y, además, un asunto que le hacía daño al presidente Bush por los malos datos arrojados durante su primer mandato. Desde luego, ésta fue una de las grandes claves de su victoria electoral en 1992.

Leer más...

La gran reforma

Imposible quedarse mudos ante las benditas reformas mexicanas.

Aunque solemos utilizar la vida para vacacionar sabrosamente, oficialmente nos dedicamos a la creatividad y estrategia políticas (¿pues qué le podemos hacer?...), por ello, nuestra profesión nos impele a desmenuzar esta clase de acontecimientos en cada reunión con socios, amigos y familiares con el mismo fuego que enciende el corazón de quien habla de su pasión más grande.

Leer más...

El valor de la congruencia

Al preguntarse cuál es la clave del éxito para cualquier proyecto que implique el manejo de una estrategia comunicativa sin importar la escala, podríamos toparnos con respuestas muy diversas. Desde luego, diseñar un plan exitoso requiere de la suma de muchos elementos para que éste se desarrolle de una manera óptima, sin embargo, antes de pensar en los requerimientos materiales, debemos considerar los intangibles: aquellos valores o conceptos que servirán como guía y constituirán el verdadero espíritu de cada acción que solicite nuestro empeño.

Leer más...

¿Dónde quedó el amor?

¿Qué demonios es el amor?

Un huevo revuelto.

(O algo así).

Vaya. El amor es un concepto tan lleno de ambigüedades como la felicidad y sin embargo, algunos creen poder definirlo dotándole de un sinnúmero de valores previamente aderezados con enormes pizcas de cursilería. Se trata de una palabra cuyo significado no puede entenderse si no es por el conjunto de actitudes y sensaciones que lo rodean, es decir, se trata de una mezcla babosa, indisoluble, que al cocerse se pone gorda y esponjosa como un delicioso huevo revuelto con jamón o con salchicha.

Leer más...

Artículos archivados